Copiada del inglés and/or, la fórmula del “y/o” suele ser empleada para explicar que, entre dos opciones, no hay exclusión. Es decir, pueden ser ambas o una de las dos únicamente. 

Tomando en cuenta que es sumamente común ver estas conjunciones unidas, en prensa, redes e, incluso, en expresiones verbales, es apropiado hacer un breve recordatorio amistoso: el uso compuesto de las conjunciones “y/o” ya constituye un error.

El error suele estar en el entendimiento que tenemos sobre cada uno de estos recursos de la escritura, lo desarrollamos a continuación:

-La conjunción “y” tiene un valor semántico combinatorio. Al usarla podemos unir dos o más elementos, ambas opciones pueden tener lugar al mismo tiempo y en el mismo espacio. 

-En cuanto a la “o” en una oración, creemos que implica excluir cuando en realidad también puede reflejar una alternativa. Tiene dos valores: exclusivo (una entre dos opciones) e inclusivo (ambas opciones).

Con base en esto, se hace innecesario escribir “y/o”. La Real Academia Española desaconseja su uso pero, a través de su Diccionario Panhispánico de Dudas, aclaran que esto debe respetarse “salvo que resulte imprescindible para evitar ambigüedades en contextos muy técnicos”.