Las criptomonedas surgieron como alternativa a la banca tradicional para efectuar pagos de bienes y servicios. En los últimos años se ha visto un crecimiento en el mundo de los criptoactivos, ya que las personas recurren a la inversión de criptomonedas para evitar que su dinero se devalúe con el pasar de los días. Los venezolanos no se quedaron atrás. Decidieron incursionar en el movimiento de transacciones financieras digital con la adopción de la primera criptodivisa del país, denominada El Petro.  

El Petro (PTR) es una moneda digital respaldada y deriva su nombre de la mayor riqueza del país, el petróleo.

De acuerdo al portal de noticias BBC Mundo, esta herramienta cuenta con tecnología blockchain, es decir, su control está centralizado y solo se puede obtener (con bolívares) en la sede de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip), con monedas en la casa de cambio autorizadas por el gobierno nacional y con bitcoin, litecoin o dashes en la página web oficial de Petro.

Venezuela en el marco legal de las criptomonedas:

El uso de la moneda digital Petro en Venezuela es legal. En el año 2017 fue creada la Sunacrip bajo el decreto 3.196 con el objetivo de regular la compra o venta de los activos, la creación de otras criptomonedas en el país, el uso de la misma, entre otras.

En el año 2019, entró en vigencia la ley sobre el Sistema Integral de Criptoactivos. Con esta ley fueron establecidas una serie de medidas regulatorias, con la finalidad de incorporar la tecnología blockhain y las criptomonedas en la economía venezolana.

Venezuela, con el nacimiento de la moneda digital respaldada por el precio del crudo, fue el país pionero en la incursión del uso de criptomonedas en Latinoamérica. El portal web Finanzasdigital.com indicó que Venezuela ocupó en el año 2021 el séptimo lugar del ranking mundial de los países que más utilizan criptomonedas a través de la plataforma peer to peer (P2P), de acuerdo al informe de Chainalysis.

Los criptoactivos en dicho país suramericano ha ido en aumento. Cada vez más los venezolanos adoptan el uso de las criptomonedas como una alternativa para diversificar sus inversiones.