La forma más sencilla de comenzar a comprender qué son las bandas de fluctuación es verlo en términos de máximo y mínimo. Este término macroeconómico se refiere a los límites entre los que puede oscilar libremente el tipo de cambio con relación a la paridad, que viene a ser una tasa prefijada que determina el porcentaje máximo de revaluación o devaluación que puede alcanzar la cotización de la moneda en el mercado.

Estos máximos y mínimos son regulados únicamente por los bancos centrales de los países que tienen monedas propias. Estos organismos adquieren un compromiso para implementar estas restricciones y actuar si los límites se encuentran en riesgo. Si la moneda se devalúa o se revalúa fuera de los parámetros, el Banco Central debe establecer operaciones de compra o venta para volver a los márgenes.