Dentro de las diversas tradiciones y costumbres que caracterizan a la época decembrina, destaca la llegada del Espíritu de la Navidad. Se cree que este ser fantástico baja a la Tierra y visita a todas aquellas personas de buena voluntad por la noche, específicamente entre las 10:00 pm y las 12:00 am. 

Esta fecha es ideal para hacer peticiones y agradecer. Según los creyentes, el Espíritu de la Navidad trae paz, abundancia, riqueza y amor a quienes ponen en práctica los rituales típicos de esta celebración.

Hay muchas ceremonias que se realizan alrededor del mundo en esta fecha, acá hacemos una recopilación de algunas de ellas:

Lo más sencillo: muchas personas se reúnen en familia para preparar una cena, estar en pijamas y compartir sus más íntimos deseos para el próximo año. Suele colocarse un mantel blanco o rojo acompañado de velas y mandarinas.

La carta de los deseos: las personas hacen una carta y escriben sus 21 deseos para el venidero año. Algunos prefieren quemarla para que los deseos se cumplan y otros la colocan en el arbolito de Navidad hasta la llegada del Niño Dios.

Otro rito con cartas: se escriben cartas de perdón y gratitud, se limpia la casa de afuera hacia adentro con agua, agua de coco o esencia de coco y pétalos de rosa. Luego, se prepara la mesa con chequeras, monederos y un billete de alta denominación, se abren puertas y ventanas y se queman las cartas del año anterior. Después, las personas se bañan con sal marina, limón y agua de rosas para finalizar.

Sal marina para la buena suerte: algunos creyentes consideran necesario colocar sal marina en cada rincón del hogar para que se lleve las malas energías. La mañana del día siguiente, se debe barrer hacia fuera de la casa toda la sal para que quede limpio cada rincón.

Un ritual con velas: se colocan varias velas formando un triángulo junto a un incienso y esencia de mandarina. Se disponen, además, objetos sagrados, adornos, frutas y cosas especiales para la persona. Se encienden las velas en el sentido de las agujas del reloj, seguido del incienso. Se esparcen unas gotas de esencia en los platos y en las velas. También se untan las manos y el cuerpo.

 

Con información de Todos Ahora y NotiAmérica