¡Ten cuidado con el phishing! Esta es una técnica de ciberdelincuencia que utiliza el engaño para manipular a sus víctimas y hacer que revelen información, como datos de usuario, claves, cuentas bancarias y números de tarjetas de crédito.

Hay diversos tipos de phishing que están asociados a la banca y que tú debes conocer para estar más alerta y evitar caer en las manos de los estafadores.

Phishing vía correo electrónico

Los delincuentes te envían un correo electrónico como si fueran tu banco solicitando que actualices tus datos. Dichos mensajes imitan el diseño que usa la institución financiera para disimular el engaño. El mensaje puede tener un formulario, aunque lo más común es que incluya un enlace a otra página web.

Phishing telefónico

El estafador te llamará a tu teléfono y se hará pasar por un representante de tu banco. Él intentará convencerte de que debes llamar a un número falso de atención al cliente. Si tú lo haces, te contestará un sistema automatizado que te pedirá introduzcas tus datos confidenciales.

Phishing por mensaje de texto

Los delincuentes te enviarán un mensaje de texto para persuadirte de que les envíes tus datos confidenciales a través de otro mensaje de texto, de que llames a un número falso de atención al cliente o de que hagas clic en un enlace de un sitio web para perpetrar el fraude.

Phishing por redes sociales

Los estafadores te enviarán un mensaje directo a cualquiera de tus redes sociales desde una cuenta que a pesar de tener la identidad gráfica de tu banco no es su perfil oficial. Por esa vía tratarán de engañarte para que facilites tus datos confidenciales y cometer su fechoría.

Cómo evitar ser víctima del phishing

1.- Lee muy bien cualquier mensaje que te llegue a través de tu correo electrónico, redes sociales o celular. Verifica quién es el remitente y desconfía inmediatamente si es desconocido o sospechoso.

2.- Ten cuidado cuando recibas llamadas de números telefónicos desconocidos.

3.- Lee cuidadosamente las políticas de gestión de trámites de tu entidad bancaria.

4.- No facilites tus datos bancarios confidenciales a menos de que estés totalmente seguro que estás comunicándote con tu entidad financiera.

¡En BOD nos preocupamos por el resguardo de tu información financiera! Es por ello que a diario trabajamos para implementar soluciones y metodologías que te brinden la mayor seguridad al momento de realizar tus transacciones a través de nuestras plataformas digitales.