Hoy en día, mantener tus ventas activas no necesariamente significa que debes enfrentarte a un gran reto, pues, los hábitos de compra cambian conforme la tecnología avanza. Una muestra de ello es el éxito que ha tenido el e-commerce; es decir, el intercambio de bienes y servicios a través de Internet.

Con el nacimiento y el auge del comercio electrónico, realizar compras se ha vuelto una tarea sencilla. Esto, a su vez, ha implicado un aumento en las ventas de cualquier negocio que cuente con esta modalidad y, a continuación, te diremos por qué.

E-commerce-2

Conoce las ventajas del comercio electrónico

Si bien se ha aplicado con éxito desde hace varios años, la pandemia por covid-19 logró demostrar que el e-commerce es una herramienta innovadora y necesaria para asegurar la estabilidad y el crecimiento de cualquier tipo de negocio. Esto se debe, principalmente, a tres factores:

Tiene gran alcance

Los comercios electrónicos tienen más alcance que una tienda física, debido a que la compra y venta de productos y servicios se lleva a cabo a través de canales netamente digitales: redes sociales, páginas web, aplicaciones y otras plataformas especializadas, entre otros. Al no haber limitaciones geográficas, los clientes pueden realizar compras desde diferentes ciudades e, incluso, países alrededor del mundo.

Confiere mayor comodidad

El catálogo de bienes y servicios y la opción de compra estarán al alcance del cliente durante las 24 horas del día, los 365 días del año. Además de permitirte mantener las ventas activas, otra de sus ventajas es que cualquier consulta puede realizarse a través del sistema de mensajería destinada para ello. Ahora bien, a pesar de que el despacho podría quedar restringido a un horario específico, el hecho de que el cliente no se vea obligado a dirigirse a una tienda física para retirar su compra supone mayor comodidad para él y para el propio comercio.

Permite reducir costos

Precisamente porque se trata de un comercio digital, es posible ahorrar el dinero destinado al pago de ciertas cosas como el alquiler de un espacio físico, los diferentes servicios, el mobiliario, etc. Incluso, en casos como el dropshipping (triangulación de envíos), se pueden reducir aún más costos como el pago del espacio para almacenar mercancía, el de su transporte, las pérdidas por inventario muerto, etc.

El comercio electrónico cuenta con todas las herramientas para asegurar la fidelidad del cliente, y esto puede traducirse en mantener las ventas activas. Si quieres implementar este tipo de comercio, visita www.bod.com.ve y descubre los productos y servicios que te ofrecemos para mejorar tu emprendimiento… porque en el BOD estamos cambiando juntos.