No te quedes pegado: el momento es ahora para emprender usando los medios digitales. La pandemia cambió el tablero de negocios internacional y las personas están más abiertas a comprar productos y servicios vía online. Así que si esa idea te rondaba en la mente, es hora de que te pongas manos a la obra.

Aunque en emprendimiento no hay certezas, si ya decidiste abrirte a las oportunidades que te ofrece la virtualidad, debes tener en cuenta una serie de aspectos para que tu experiencia tenga mayores probabilidades de ser productiva.

Referencial (2)

1.- Ten claro qué es lo que quieres hacer

Si no estás seguro, no emprendas. Este es un camino para valientes que saben a dónde van. Evalúa cuál es tu propósito, ese que te resuena en el corazón, y analiza la mejor manera de convertirlo en un negocio. Recuerda que la Internet te ofrece múltiples plataformas (muchas gratuitas) para ofrecer servicios y productos. Así que sigue tu sueño.

2.- Define tu nicho

Si ya sabes cuál es tu propósito, lo siguiente es escoger el nicho en el que vas a trabajar. Mientras más específico seas, más posibilidades tienes de éxito, porque tendrás menos competencia y en la virtualidad la relación es personalizada. Por ejemplo, si estás en nutrición, puedes especializarte y ofrecer asesorías VIP para mujeres embarazadas.

3.- Esto es un negocio, no un pasatiempo

Culturalmente aún estamos arraigados al negocio tradicional/presencial, por lo que trabajar online a veces no se toma con seriedad. Eso es un error. Debes estar dispuesto a invertir dinero y tiempo en formación y en personas que te ayuden a crecer tu negocio digital (diseñadores, asesores, fotógrafos, redactores, asistentes virtuales, etcétera).

4.- Crea tu ecosistema digital

Emprender online no es solo crear un sitio web, publicar fotos bonitas en Instagram y esperar que los clientes lleguen por arte de magia. Debes diseñar una estrategia que incluya el uso de diversas plataformas que se interrelacionen entre sí, así como optimizar tus redes sociales para que la venta de tus productos o servicios sea consistente.

5.- Enfócate en clientes ideales

No le hables a Raimundo y todo el mundo. Si vas a vender a través de redes sociales, considera que estos son espacios tribales donde las personas siguen solo a quienes conectan con ellos. En ese sentido, tu contenido siempre debe reflejar lo que eres como marca desde la autenticidad, para que puedas hacer clic con tus clientes ideales.

Finalmente, conoce lo que ofrece el Centro de Emprendedores BOD, adscrito a la Fundación BOD, un espacio que promueve el crecimiento mediante iniciativas dirigidas a unidades productivas en diferentes sectores de la economía, a fin de fortalecerlas en su capacidad de innovación y gestión de negocios.