La Sala Experimental del Centro Cultural BOD se llenará de las sutiles armonías de reconocidas figuras de la música venezolana como: Yolanda Aranguren, Zeneida Rodríguez, Asdrúbal “Cheo” Hurtado, Rafael Ruíz, Carlos “Nené” Quintero, Javier Marín y Mauricio Castro 

El público tendrá la oportunidad de apreciar Ocho Cuerdas para la Música Venezolana, un extraordinario concierto en el que se reunirán los mejores exponentes de la mandolina venezolana, bandolina o bandolín, el próximo domingo 24 de noviembre, a las 11:30 a.m., en el Centro Cultural BOD, en La Castellana, Caracas.

Ocho Cuerdas para la Música Venezolana está organizado por Fundamandolina, a cargo de los maestros Milagros Figuera, Alexander Lugo, Jesús “Chuíto” Rengel, Giovanni Sciortino y Marco Antonio Barrios, que en esta ocasión se han aliado con el Centro Cultural BOD para realizar este espectáculo.

 En el escenario se contará con un formidable equipo de músicos, ejecutantes, maestros cultores, cantantes, agrupaciones y conjuntos, de la más genuina tradición y artistas invitados de gran trayectoria, con un hermoso legado musical dentro y fuera del país.

En escena estarán: Yolanda Aranguren, Zeneida Rodríguez, Asdrúbal “Cheo” Hurtado (Ensamble Gurrufío), Rafael Ruíz, Carlos “Nené” Quintero, Javier Marín, Mauricio Castro (Serenata Guayanesa), entre muchos otros destacados maestros de la escena musical venezolana.

El espectáculo será la metáfora de un viaje rico en expresiones y colorido musical. Se trata de una travesía por los diversos géneros musicales que se expresan en nuestros instrumentos de plectro: joropos, merengues, valses, danzas, décimas, pasodobles, polkas, contradanzas, bambucos, entre otros. 

Ocho Cuerdas para la Música Venezolana es un conglomerado de ritmos y tonadas, no sólo de la esperanza, sino también de las costumbres, las tradiciones, los cantos y los diferentes modos de entender y querer a Venezuela: su mundo, su cultura, su sentir. Es un viaje sonoro por las distintas regiones, tan variadas y tan ricas en matices y acentos, que definen a este país ubicado en el norte del Sur como una tierra de hermosura y riqueza musical.

En definitiva, a través de Ocho Cuerdas para la Música Venezolana, se navegará con la música y las tradiciones venezolanas y su quehacer artístico, sintiendo profundamente al país y resaltando sus valores más genuinos.