El futuro del sector bancario se fundamenta en la digitalización de sus servicios. Bajo esta premisa nace la banca digital, una herramienta que permite el manejo de cuentas bancarias a través de canales telemáticos como computadoras y otros dispositivos móviles (tabletas y teléfonos inteligentes).

Si bien el éxito de estas plataformas depende de que sus usuarios tomen la autogestión como primera opción a la hora de realizar operaciones bancarias, existen diversos factores que amenazan la seguridad de estos canales digitales.

Cómo es la seguridad en la banca digital

Cuáles son factores que amenazan seguridad de la banca digital

Entre los riesgos y amenazas a la seguridad de la banca digital destacan tres métodos de fraude:

  1. Phishing: Este método consiste en la recepción de un correo electrónico, mensaje de texto o llamada telefónica a nombre de la entidad bancaria, en la que se solicitan datos personales y bancarios con base en argumentos como actualización de datos, verificación de seguridad, riesgo a fraude, mantenimiento o mejora del servicio, entre otros.
  1. Pharming: Este sistema se caracteriza por buscar que los usuarios ingresen en páginas web falsas que aparentan ser las oficiales de la entidad bancaria. Una vez que sus clientes vacíen sus datos confidenciales, este portal presentará un error o los redireccionará a las páginas auténticas.
  1. Key Logger: Se trata de un programa que es instalado en las computadoras y otros dispositivos móviles. Su función es grabar la información escrita por el usuario, para luego ser utilizada para cometer fraude electrónico.

Ante estos riesgos, la confianza de los usuarios hacia los protocolos de seguridad podría verse debilitada, motivo por el cual las instituciones financieras se esfuerzan por instaurar sistemas de autenticación sólidos.

Cuáles son los factores de seguridad de la banca digital

En BOD nuestros clientes son la prioridad que nos impulsa a ser cada vez mejores, por lo que nos apoyamos en cuatro factores de seguridad para resguardar sus datos en nuestra banca digital:

  1. La autenticación mutua: Este factor se fundamenta en un sistema de validación en el que el usuario debe suministrar un código de seguridad para ingresar a la Banca Digital BOD y esta, a su vez, debe desplegar una imagen previamente escogida por el usuario para asegurarse de que no se trate un caso de fraude digital.
  1. Preguntas de desafío: Cada vez que se ingresa a la Banca Digital BOD desde un dispositivo de uso no frecuente, se despliegan dos de las cuatro preguntas de desafío previamente escogidas por el usuario para reforzar la seguridad de su perfil bancario.
  1. Claves temporales: Consiste en el envío de un código especial a través de un mensaje de texto o correo electrónico para que el usuario confirme que desea realizar el procedimiento seleccionado.
  1. Zona segura: Este factor permite al usuario personalizar el modo en que recibe las claves temporales generadas por el banco. Para ello solo es necesario activar la casilla de “Zona Segura” a través de la Banca Digital BOD, siguiendo la ruta: MENÚ > CONFIGURACIÓN > CONFIGURACIÓN DE SEGURIDAD > CÓDIGOS DE SEGURIDAD. Este protocolo opera por medio de cuatro canales: E-mail OTP, SMS OTP, tarjeta de coordenadas y Soft Token.

Si quieres conocer cómo hacer tus transacciones electrónicas más seguras, te recomendamos que veas el siguiente video:

Comentarios