Las aplicaciones bancarias para teléfonos móviles toman a diario mayor auge por sus características de movilidad, practicidad y comodidad.

Sin embargo, un cliente bancario no debe descuidar algunas medidas de seguridad para resguardar su información y evitar ser víctima de piratas cibernéticos o hackers.

Para que disfrutes de los beneficios de las apps sin temor y con total seguridad, sigue estos consejos:

  • Ingresa a la cuenta del banco desde su aplicación oficial para Android o iPhone y no desde el navegador web, pues en ocasiones pueden surgir errores de conexión que dejan la sesión abierta y a merced de los espías de la web.
  • Descarga la app desde la tienda virtual.
  • Al realizar alguna transacción financiera desde el móvil, procura estar conectado a una red segura. Ciertas redes WiFi públicas tienden a crear ciertas conexiones con los administradores que pueden almacenar información confidencial.
  • Evita almacenar los datos bancarios, como usuarios, contraseñas o coordenadas en el teléfono celular, para no ser vulnerable en caso de pérdida o robo.
  • Instala un antivirus que se encargue de vigilar que los sitios web por los que navegues y las apps que uses cumplan con los criterios de seguridad necesarios para resguardar tu información y datos.
  • Mantén la pantalla de tu teléfono inteligente bloqueada con una contraseña o patrón, pues si te alejas de éste por un momento, y dejas tus aplicaciones bancarias abiertas, cualquiera podría tener acceso a tus datos y realizar operaciones indebidas. Mientras más seguridad tengas en tu móvil, el funcionamiento de tus apps de la banca digital será mejor y más seguro.
  • Conserva el sistema operativo de tu Android o iPhone actualizado, al igual que las aplicaciones bancarias que tengas descargadas, ya que al estar desactualizadas son más vulnerables a los hackers. Es una buena práctica revisar periódicamente la tienda virtual en tu teléfono inteligente para visualizar qué app debe ser actualizada.