Desde proyectos que tienen su origen en el seno de los hogares, hasta las iniciativas inspiradas en experiencias foráneas, la Fundación BOD promueve el emprendimiento en Venezuela, a través de su Programa de Formación Empresarial, que brinda asesoría y apoyo a los emprendedores venezolanos.

Más 1.600 horas de capacitación gratuita, 6.500 empleos directos, más de 500 iniciativas empresariales asesoradas y más de 600 millones de bolívares en créditos otorgados en condiciones especiales, distinguen el trabajo de la Fundación BOD desde sus comienzos.

Yoanis Torres, imagen de la campaña nacional del Programa de Emprendedores BOD, ha logrado abrirse paso en un nicho de mercado con su emprendimiento Hallacas a la Carta. Ella y su madre buscaban la forma de mejorar la imagen de las hallacas que se venden en los mercados a cielo abierto; es por ello que pensaron en darles una buena presentación, en diversos tamaños, con hojas bien seleccionadas y con un buen amarrado.

“La hallaca no es un plato solo para la Navidad, sino que también es consumido en cualquier época del año y muy bien aceptado por muchos, por lo que cada vez son más los pedidos para una fiesta, reunión familiar o empresarial en la que Hallacas a la Carta complace con su sabor a su clientela”, dice orgullosa esta mujer, que desde que inició su proyecto, hace cuatro años, ha tenido el acompañamiento de la Fundación BOD.

Otro emprendimiento que ya ha dado sus frutos es Coffe Key, de María Eugenia y Kenneth. La microempresa, que ya tiene 10 años de creada, se dedica a la fabricación de café instantáneo, que se ofrece a los clientes en varios sabores, aromas y presentaciones. Los emprendedores relataron que la idea surgió en un viaje a Bogotá, Colombia, donde vieron que jóvenes vendían café instantáneo en las calles que era preparado por ellos mismos.

Esto los impulsó a crear su propia empresa en Caracas. Comenzaron el negocio con tres jóvenes, que llevaban una indumentaria llamativa y creativa con la que preparaban café en tan solo unos segundos en bulevares, calles y pasillos de algunas empresas de la ciudad. Para esta pareja venezolana Coffe Key es “como su hijo”, por lo que continuarán “trabajando sin cansancio hasta ver su producto posicionado en el país”.

Pero también están quienes aún no han arrancado. La Cocina es un emprendimiento que busca recrear un salón de experiencias gastronómicas. Los creadores del proyecto son cuatro amigos, venezolanos, quienes se inspiraron en experiencias vistas en el extranjero.

“La diferencia con un restaurante convencional es que la cocina está integrada dentro de la sala de comedores, por lo que los comensales van a poder disfrutar de cómo se prepara lo que ellos están comiendo, qué motivó al chef a preparar lo que ellos están degustando, qué ingredientes se están usando y pensamos que eso genera una experiencia gastronómica diferente”, contó Patricia Ocaña, una de las socias.

Estos emprendedores recomiendan a quienes inician su propio negocio que deben enfocarse en las cosas positivas. “Hay que sentarte, conversar la idea, rodearte de la gente que te puede ayudar para ver dónde estás parado y rodearte de gente que sabe más que tú y eso te puede acortar el camino del riesgo”.

Ocaña y uno de sus tres socios, Manuel Aquino, estuvieron presentes en el Taller de Formación Empresarial BOD, realizado en julio en Caracas. Esperan poder inaugurar su restaurante en noviembre, en El Hatillo. Por eso agradecen la iniciativa de la Fundación BOD. “Estamos intentando aprovechar todas las herramientas disponibles para crecer y mejorar”.

Durante 2017, la Fundación BOD seguirá trabajando en pro de Venezuela. Próximamente, se realizarán otros talleres de formación empresarial en Puerto La Cruz y Valencia, así como dos foros en Barquisimeto y Maracaibo. Y en octubre se estará realizando el Encuentro de Emprendedores.

Para mayor información sobre los programas de responsabilidad social de BOD, los interesados pueden visitar la página web www.fundacionbod.com.ve.