cliente bodCon la globalización y los cambios que ésta ha generado en diversos ámbitos el cliente bancario ha demostrado ciertas modificaciones y nuevas características que lo han adaptado a un ritmo de vida más práctico. Esta realidad ha causado, a su vez, modificaciones en la banca, que se ha tenido que adaptar a las nuevas exigencias de sus clientes y usuarios. Es por eso que aquí describimos los cambios que el actual cliente bancario demuestra y demanda obtener:

  • Atención personalizada. El cliente bancario espera tener cada vez más productos versátiles que se adapten a su cotidianidad y diferentes necesidades, por lo que las entidades bancarias deben estar en constante análisis de su público para entender y saber llegarle de manera efectiva. Un ejemplo de ello es poner a su disposición servicios de banca electrónica de fácil y rápido acceso o aplicaciones móviles que faciliten sus gestiones en un ajetreado día.
  • Comunicación digital. Las entidades bancarias deben mantener sus sitios web y redes sociales actualizadas para tener contacto directo con sus usuarios, quienes se encuentran en constante búsqueda de información y en contacto directo con sus proveedores de servicios. Cabe destacar que es cada vez es más alta la cantidad de requerimientos que son solucionados por vía electrónica sin que el cliente deba acudir a una agencia bancaria.
  • Dinero electrónico. Una de las características más resaltantes del nuevo cliente bancario es que su enfoque está direccionado a un mayor uso de las tarjetas de débito y/o crédito, transferencias electrónicas o aplicaciones móviles que no solo le ahorran tiempo, sino que hacen su relación con el banco mucho más dinámica.
  • Desinhibidos. Con el tiempo el uso de las tarjetas de crédito y solicitudes de préstamos al banco han aumentado y esto se debe, en gran parte, a que el nuevo cliente bancario es más arriesgado al momento de adquirir deudas. Las TDC y los créditos bancarios se han convertido en una pieza clave para la población que busca emprender su negocio propio o para esos jóvenes que necesitan pagar sus estudios o viajes y ven en estas opciones una forma de financiarlos con las diversas comodidades que le ofrece su banco.