Phishing BODEl phishing es una forma de estafa que tiene como objetivo conseguir de un usuario sus datos personales, claves, números de cuenta bancaria y de tarjetas de crédito, entre otros, con el fin de acceder a sus productos y usarlos de manera fraudulenta.

Para ello, los delincuentes informáticos suplantan la imagen de una empresa o entidad pública y solicitan a las potenciales víctimas datos personales y financieros.

Éste puede producirse por distintas vías:

  • Correo electrónico: es el más común y consiste en solicitar al usuario datos confidenciales a través de un correo electrónico que suplanta la imagen de una empresa o institución.
  • SMS: se le solicita información privada al usuario a través de un mensaje de texto.
  • Llamada telefónica: un operador se comunica en nombre de una empresa o entidad y solicita datos personales, de cuentas bancarias y tarjetas de crédito generalmente con la excusa de realizar cargos de servicios.
  • Página web o ventana emergente: se suplanta visualmente la imagen de una empresa o institución, para que el usuario ingrese sus datos sin darse cuenta que se trata de una página falsa.

Para evitar ser víctima del phishing hay que tener presente:

  • No responder a solicitudes de información personal. Las instituciones o entidades públicas ya cuentan con todos los datos de sus clientes.
  • No abrir adjuntos de correos electrónicos ni enlaces de procedencia dudosa.
  • No compartir con otras personas las contraseñas.
  • Para visitar la página web de alguna empresa o institución, escribir siempre el enlace en la barra de dirección. Para mayor comodidad, puede agregarse el enlace de las páginas que más utiliza en la barra “Favoritos” del navegador.
  • Verificar los certificados de seguridad de la página a visitar, ubicados en el lado izquierdo de la barra de dirección. Todas las instituciones bancarias disponen de dichos certificados.
  • Mantén actualizado el navegador y los sistemas de antivirus.

En BOD, la seguridad de los datos de nuestros clientes está garantizada. En ningún momento, solicita datos a los clientes a través de llamadas, correos electrónicos ni mensajes de texto. Tampoco contraseñas u otra información de carácter estrictamente privado.